No todos hablan español… ¿Como escribir partes de boda en inglés?


Invitaciones de matrimonio en ingles

 Comparar un matrimonio del siglo XXI con uno del siglo XX o anterior en Chile es un ejercicio más bien complejo.

 Los cambios normales en las costumbres sociales son un tema en sí, pero el cambio cultural y el de carácter económico también inciden en los matrimonios de hoy. Y tenemos alternativas que no siempre fueron posibles en el pasado. Y una de ellas es el tipo de invitados que podemos tener.

 La globalización permite que hoy sea mucho más simple viajar y también establecer relaciones humanas con personas de otras latitudes.

 ¿Podría dejar fuera de mi matrimonio a mi familia de intercambio, a mis buenos compañeros de Universidad que son originarios de otros países o a colegas que he conocido en diferentes trabajos y que son del extranjero?

 Para muchos la respuesta definitiva es no. Sin embargo, el tema es que muchas de estas imprescindibles personas no saben o no dominan el español.

 Y, en estos casos, ¿en qué idioma debo enviar el parte matrimonial?

 La respuesta es, sin duda, en inglés. ¿Y si yo no domino totalmente el idioma de Shakespeare? Bueno, esto podría un problema a resolver.

Alternativas que podríamos explorar

¿Cómo escribir una invitación de boda en ingles?

 Las invitaciones definitivamente las tendremos que hacer en inglés. Y lo más lógico es traspasar la misma información de aquellas que fueron hechas en español y traducirlas al idioma antes mencionado.

 Si el presupuesto alcanza lo más lógico es contratar los servicios de un traductor profesional. Se trata de un experto que conoce los detalles del idioma universal y su ayuda será siempre una solución precisa para abordar el problema y darle una óptima solución.

 El inconveniente puede ser el no encontrar este tipo de profesionales en nuestra ciudad o el no tener el dinero para invertir en esta asesoría especializada.

 Lo que no hay que hacer en estos casos es pasar el texto en español por un traductor de internet y creer que se ha solucionado el problema. Por lo general, esto puede ser un error mayúsculo que hay que evitar. Esto porque muchas palabras y sentidos del mensaje no pueden ser captados en su esencia por el traductor online. Especial cuidado debemos tener cuando los mensajes de nuestro parte son altamente personalizados o son trozos de poemas que fueron escritos en idioma español. La traducción dura y directa al inglés tal vez no diga nada y solo dificulte la comunicación.

 En estos casos, lo que conviene es buscar la ayuda de alguien que sin ser traductor haya vivido en un país de habla inglesa y que sepa bien el idioma. Otra alternativa es un profesor de inglés y, en último, lugar que el mensaje sea visado por alguien que le guste el inglés y esté al día con el idioma. Pero esto solo debe ser la última alternativa.

 Por lo demás es muy relevante entender que el inglés es un idioma universal, pero que tiene particularidades según el lugar donde se aprendió. Hay detalles entre el idioma que se habla en el norte de Europa, en Norteamérica, en Oceanía, en la India o en los países de habla inglesa de África.

 Igualmente en un tema cuando el invitado tiene como lengua materna el inglés o es un idioma que aprendió con posterioridad.

 La ayuda de internet

 En estos tiempos de globalización y de alta tecnología los portales de internet pueden servir de gran ayuda. Esto porque existen muchos textos y ejemplos de invitaciones a bodas que están escritos en inglés. El usar estas frases, previa traducción para saber si es el mensaje que queremos entregar, puede servir para encontrar los conceptos que pueden ir en nuestros partes para nuestros amigos provenientes de otras latitudes.

 En todo caso, bajo ninguna circunstancia se debe copiar y pegar. Tal vez en la confección inicial y a modo de borrador. Pero siempre el producto final debe ser visado por alguna persona que sepa muy bien el inglés y que certifique que los mensajes son los apropiados.

 En algún momento de nuestra agitada vida previa a un matrimonio tal vez dejamos para un momento en que nos sobre el tiempo el ajustar o hacer las invitaciones en inglés. Y entre la búsqueda de la ropa, ver los detalles del menú, elegir las flores, chequear que los proveedores sean confiables y tantos acciones más; la tentación obvia es meternos a internet y elegir a la rápida una invitación que nos parece coherente y con esas palabras y oraciones confeccionamos el parte en inglés y tratamos de salir rápido del inconveniente.

 A pesar del eventual poco tiempo que dispongamos, siempre será mejor el tomar una pausa, relajarnos, mirar al horizonte y poner manos a la obra con seriedad, profesionalismo y dedicación. Mal que mal se trata de nuestra boda y los detalles harán el todo.

 Una invitación en inglés bien desarrollada, escrita apropiadamente demostrará interés, cariño y también aprecio por cada uno de nuestros invitados.

Fórmula Ad Hoc

 Otra alternativa es que el parte matrimonial para nuestros amigos en el extranjero sea completamente distinto y diferente que los que fueron confeccionados para los invitados más cercanos y que tienen como lengua materna el español.

 En este caso se debe proceder como se hizo con la invitación en español. Es decir, seguir los protocolos formales para este tipo de invitación, estar muy seguros de la información que se colocará y buscar un diseño apropiado para la ocasión.

 Las plantillas que podamos encontrar en portales especializados de internet pueden ser una muy buena solución en estos casos.

 Es relevante que en este documento esté muy clara la ciudad, la fecha y la hora del magno evento. Asimismo, se debe estar seguro que la plantilla o modelo que se está usando cumpla con los requisitos que tienen estas invitaciones en otras latitudes. Las palabras, frases y oraciones deben estar bien escritas y, por eso, debemos buscar modelos que nos den plena confianza.

 Antes de hacer la impresión o la confección final, debemos seleccionar a un conocedor del idioma inglés para que nos dé el visto bueno. Reiteramos mucho este consejo, porque es fundamental.

 Si esta persona tiene alguna duda con una frase o palabra, entonces será mejor asegurarse con la opinión de otras personas capacitadas y, si la duda persiste, entonces lo mejor será cambiar esa frase y oración.

 Últimos detalles

 Como estamos hablando de invitaciones que irán al extranjero debemos estar muy seguros de los tiempos de entrega. Por lo mismo, se precisa el contratar un servicio de correo de calidad comprobada y que nos asegure que el envío llegará a su destino cuando lo necesitamos y que no sufrirá pérdidas o retrasos.

 Por lo mismo, debemos cerciorarnos de escribir correctamente la dirección postal y contactarnos con nuestros invitados para tener la certeza de que la invitación llegó.

 El guardar una copia de la invitación entre nuestros artículos personales es una idea que recomendamos. Con el paso de los años será un muy buen recuerdo aquel parte matrimonial distinto y especial que nos permitió compartir un momento único y feliz con personas que no siempre tenemos la ocasión de ver


Recent Content