¿Cómo hacer una torta de novios con Fondant?


Torta de novios de Fondant

¿Ya se acerca tu noche de bodas y no sabes qué tipo de decorado hacerle a tu torta? ¿Has oído alguna vez hablar sobre la torta de novios con fondant? 

El fondant, es una especie de plasticina pero comestible; la cual se usa en muchas tortas y puedes encontrarlas fácilmente en una repostería, no obstante, si quieres ahorrar un poco de dinero de tu billetera, es posible que estés buscando hacer una en casa. ¿No sabes cómo? ¡No te preocupes! En este nuevo artículo te estaremos explicando ¿Cómo hacer una torta de novios con fondant?

Para realizar esta plastilina comestible, necesitarás los ingredientes que puedes encontrar en tu casa o en la tienda más cercana, la cual está combinado por una serie de elementos como el agua, la gelatina, la glucosa, la glicerina, la mantequilla, azúcar glas, etcétera. Estos ingredientes son necesarios para poder crear la tan atractiva pasta.

A continuación, te estaremos presentando los ingredientes que necesitas; junto a sus pasos correspondientes para la elaboración de esta sencilla pero deliciosa, plastilina comestible.

Ingredientes del Fondant

  • ¼ de cucharadita de vainilla transparente. (O de cualquier tipo de vainilla que tengas)
  • Entre 2 a 3 cucharadas de glicerina.
  • Entre 2 a 3 cucharadas de polvo de hornear.
  • 1 kg de azúcar pulverizada o glas.
  • Entre 6 a 8 láminas de gelatina sin ningún sabor.
  • 2 cucharadas de glucosa.
  • Entre 5 a 8 cucharadas de agua fría.
  • 3 cucharadas de mantequilla. 
  • 1 pizca de sal. (Debe ser una cantidad muy mínima)

Elaboración del Fondat

Deberás tamizar el azúcar pulverizado o glas, separándola en dos partes distintas

Recordemos que cuando hablamos de tamizar; nos referimos a eliminar las partículas en exceso del azúcar o harina en un recipiente metálico, con sus hoyos apropiados para la liberación de las mismas.

Debes agitar suavemente el recipiente; haciendo que gran cantidad de este elemento caiga o se separe de su cúmulo, haciendo que libere cualquier excedente.

Poner el agua en una taza, recipiente o molde que esté apto para ser utilizado en el microondas

En un microondas; en caso de que tengas uno, si no, puedes hacerlo en  baño maría, introducir las láminas de la gelatina libre de sabor y dejarlas hidratar durante al menos 5 a 10 minutos.

También al observar que la gelatina a aumentando considerablemente su volumen o que esté completamente blanda y ese aspecto “Gelatinoso”

Añadir la glicerina, la mantequilla y la glucosa a la gelatina

Una vez que hayas retirado la gelatina del microondas; o del baño maría, le agregamos la glicerina, la mantequilla y la glucosa encima. 

Nuevamente, deberás introducir esto en el microondas y esperar a que la mantequilla se derrita. (Si lo haces con el baño María, la duración será un poco mayor que la del microondas)

Una vez terminada la mezcla, añadiremos vainilla

La esencia de vainilla; es uno de los sabores o elementos esenciales en el Fondant, deberás añadir unas gotas de este aroma para darle su característico sabor.

Se recomienda que le agregues unas pocas gotas, generalmente entre 2 a 4 gotitas bastarán.

También es ideal que la vainilla o el aroma, sea de naranja; ya que el sabor quedará más concentrado y dará un mayor deguste al fondant. 

Mezclar con una espátula el azúcar pulverizado o glas con el polvo para hornear

Con una espátula, puedes mezclar fácilmente el azúcar con el polvo para hornear, debe estar lo suficientemente mezclado. Deberás agregar la mantequilla derretida en esta mezcla.

La masa debe volverse amarillenta

Dado a los procedimientos anteriores; la masa tornará un color amarillento, deberás compactarla amasando la masa lo más que puedas, haciendo esferas con ella.

Puedes utilizar como soporte; una bolsa abierta del envase de donde viene la harina, para que puedas amasar con facilidad, puedes utilizar un poco de polvo de hornear esparcido en la bolsa para que amases sin problemas de que se te adhiera la masa en el papel o en la mesa.

De igual forma, también puedes ayudarte con una espátula o un rodillo, para amasar mejor.

Debes evitar que la masa quede húmeda

Lo importante aquí es que la masa esté a una temperatura “ambiente” (Por así decirlo) ni muy húmeda ni muy seca.

Si la masa se encuentra húmeda, deberás suministrarle un poco de azúcar para que vaya secándose en el amasado; y por lo contrario, si la masa se encuentra muy seca, añade un poco de sal mientras amases, así va agarrando forma y contextura.

Envuelve la masa en un papel aluminio y en un recipiente hermético

Es importante envolver muy bien la masa en un papel aluminio o un recipiente hermético. (También puedes guardarla en ambas formas sin problema alguno) esto ayudará a la masa a que se “termine por completo” y esté lista a la hora de crear tu torta de fondant.

Cabe señalar algo sumamente importante en este punto, el tiempo de guardado mínimo para esta torta, tiende a rondar entre 1 a 3 meses. Deberás dejarlo reposar en la nevera y no en el congelador; mucho frío, arruinará tu creación.

Asimismo, cuando haya llegado el momento de utilizarlo, deberás dejarlo reposar entre 2 a 3 horas fuera de la nevera, esto antes de utilizarlo en la decoración de tortas para novios.

Hacer un fondant casero; puede resultar más práctico y beneficioso que si llegas a comprar uno, dado a la enorme cantidad de ingresos que te puedes estar ahorrando en tu billetera, es de fácil creación y no amerita mucho esfuerzo.

Pero ahora te estarás preguntando. ¿Qué sucede si no tengo microondas? ¿Cómo es el baño maría?

Baño María

El baño maría, se le conoce al método de calentar un alimento en un recipiente pequeño, en el cual se coloca dentro de otro recipiente de mayor tamaño con agua. 

Básicamente este método es calentar al recipiente más pequeño, a base de vapor y agua caliente. 

El baño maría, está enfocado a varias cosas; desde salsas hasta cremas, y es muy útil en la elaboración del fondant. 

Puedes hacer un baño maría muy fácilmente en tu cocina, únicamente necesitas lo siguiente:

  • Necesitarás 2 recipientes; uno mucho más grande que el otro, lo recomendable es que el pequeño, tenga espacio suficiente para absorber el vapor del recipiente de mayor tamaño.
  • En el recipiente mayor, deberás verter agua hasta al menos, la mitad de este.
  • Pon a calentar el recipiente con el agua hasta que este comience a emanar vapor.
  • Una vez esté emanando el vapor, introduce con cuidado el otro recipiente dentro del de mayor tamaño.
  • Espera hasta que veas como el contenido del recipiente más pequeño, empieza a cocinarse.

También puedes aplicar el mismo método si tratas de utilizar el horno, únicamente deberás buscar 2 recipientes que contengan tapa, cubrir únicamente al recipiente grande con una y listo.


Recent Content