Tengo la tela y el estilo… ¡Un vestido a la medida!


Confeccion vestidos de novia

Muchas veces; nos sale mejor crear algo por nuestra propia cuenta, que ir a comprarlo o pedirle a alguien que nos lo haga, solo necesitamos un poco de tiempo e imaginación para crear grandes cosas.

Comprar un vestido de novia; puede ser realmente costoso, existen muchos vestidos a unos precios muy elevados, pero ¿Y si te dijéramos que tú puedes hacer tu propio vestido de novia? ¡Solo necesitas una tela, imaginación y estilo para crear un vestido a la medida! Nos encantará decirte ¿Cómo hacer un vestido de novia en casa?

Lo que debemos tener en cuenta para empezar son las medidas, el modelo, la tela, el diseño y el precio de los materiales a utilizar. Esto es muy importante para la creación del vestido en sí.

Cabe destacar, que es lo que debemos tener en cuenta antes de crear o comprar los materiales necesarios para el vestido. 

Si no tienes las medidas en concreto, el modelo base para darle forma al vestido o la tela; no podrás hacer mucho, ya que tal vez puedas tener el diseño en tu mente y tengas una idea de los precios de los materiales, pero sin los datos recolectados de las medidas (Talla y longitud), el modelo en que estaría diseñado el vestido y lo más importante, la tela, no podrás fabricar nada.

A continuación, te presentaremos lo que tienes que hacer para tener todo lo necesario para hacer tu vestido de novia en la casa:

Las medidas

Las medidas; posiblemente sea lo primero que debes tener físicamente en cuenta, las puedes sacar tú sola o pidiéndole ayuda a alguien. (Una amiga o un familiar que te tome las medidas correspondientes de tu cuerpo.)

Como recomendación: Estas serán lo más exactas posible, si alguien es quien te las toma, ya que si intentas por cuenta propia, lo único que lograrás es equivocarte y eso es un error fatal a la hora de hacer una vestimenta. 

Lo primero es comenzar por las caderas: Ponte firme y mídete con una cinta métrica; la parte ancha de tu cadera, (Tiene que ser desde esta parte, de lo contrario te quedará muy ajustado o en el peor de los casos, no te entrará), mide cuantas veces sea necesaria esa parte, la cinta métrica quedará en forma de círculo.

Lo segundo es medirte el busco o el pecho: Esta parte es la más alta de tu cuerpo y es donde generalmente, tiende a sufrir más si el vestido está muy ajustado. 

Es necesario que estés usando sostén en el momento en que te lo midas, ya que el sostén le agrega un volumen extra a los centímetros. También se recomienda que no uses nada más aparte del sostén; cualquier otra prenda, como una blusa o una camisa, puede alterar la medida exacta de tu cuerpo.

Lo tercero es medirte la cintura: Deberás tomar la medida exacta de la curva que tiene tu cintura; de igual manera, debes tomarte las medidas horizontales como verticales (Desde el busto hasta el ombligo). 

Señalamos que no debes llevar prenda alguna; recuerda que cuando usas un vestido, no solemos llevar ninguna ropa extra (Aparte del sostén) debajo. 

Lo cuarto es medirte desde la clavícula hasta los pies: Debes tomar la cinta métrica desde el borde superior de tu pecho y dejarla caer hasta donde llegan tus pies (En línea recta), es muy importante esto y posiblemente sea la parte más obvia de las medidas, ya que estarás midiendo tu altura y la longitud exacta que deberá tener tu vestido de novia.

Ya una vez obtenidas las medidas, debes proseguir a crear el modelo que quieres que lleve el diseño de tu vestido.

El modelo

Cuando hablamos del modelo, debes tener en cuenta cómo es la forma de tu cuerpo y cómo se verá un vestido encima. 

Al tener ya las medidas, te resultará fácil determinar cuál será el modelo perfecto para tu cuerpo; generalmente, hay 4 tipos de formas o estructuras corporal, es decir, 4 formas de cuerpos distintos.

  • Los cuerpos de forma de manzana: Generalmente tienen una silueta circular en la forma de su cadera. (Desde los pechos hasta la cadera) Para esta silueta, el mejor vestido de novia es el Estilo Imperio.
  • Los cuerpos de forma de reloj de arena: Tienen una figura parecida a uno de estos relojes, en donde desde el busto decrece hasta el abdomen y de aquí, vuelve a crecer por la cintura, dando una especie de impresión de curvas definidas. Para esta silueta, el mejor vestido de novia es el Estilo Princesa o Corte Princesa. 
  • Los cuerpos de forma rectangular: Se caracterizan por llevar un nivel parecido entre los pechos y la cadera; siendo difícil poder notar la curvatura del cuerpo, esta forma es una de las más frecuentes en las mujeres promedio en el mundo. 

Pese a ello, con el vestido de novia apropiado, le puedes sacar el máximo rendimiento y provecho a tu silueta. Para esta figura, se recomienda utilizar el vestido de novia del tipo Sirena.

  • Los cuerpos de forma de Pera: Se caracterizan por tener más caderas que bustos, las caderas siempre serán mayores en cuanto a la proporción o volumen de tus pechos. Para este tipo de figura, se recomienda un vestido del tipo de Gala o Corte Princesa.

Ya teniendo el modelo listo, ahora deberás pasar a la siguiente parte de:

La Tela a utilizar

Este; es sin duda el material principal para la creación del vestido, sin la tela, no podrás hacer nada de lo que habías planeado, deberás saber escoger el tipo de tela, forma y estructura que tenga ya que a partir de allí, determinará el resultado final de tu vestido.

Debes buscar una tela que vaya con de acuerdo a tus gustos. ¡Algo que te llame la atención y te guste con solo verlo!

Asimismo, recalcamos que debes ver el tipo de material que esté hecho la tela; algunas vienen muy suaves y otras muy ásperas, intenta tocarla y frotar tus dedos en ella, podrás notar la sensación que desprenden cada una de ellas.

La sensación es indispensable puesto que a partir de ellas, podrás determinar el tipo de calidad que te proporcionará la tela cuando estés usando el vestido.

Recomendamos elegir una que no sea muy fina ya que generalmente tienden a ser muy débiles en cuanto a resistencia y en un posible movimiento durante la noche de bodas, pudiera descocerse o romperse, siendo un momento realmente vergonzoso para nosotras. 

Evita concentrarte únicamente en el color y el aspecto, intenta también ver el nivel de resistencia que te proporciona. 

De igual forma, existen varias telas que son muy populares a la hora de escoger un vestido de novia.

Las principales o más buscadas, son:

  • La seda: La seda viene en diferentes texturas y proporciona una excelente calidad de resistencia y elegancia, pero es costosa. 
  • El chifón: Esta tela es muy liviana y posee una confección algo plana, es elegante pero debes tener en cuenta que delicada y algo transparente. 
  • El Tul: Esta tela es de tejido ligero, por lo cual debes tener en cuenta a la hora de utilizarla. (No decimos que sea poco resistente, pero trata de coserla adecuadamente.) 
  • El Satén: Esta tela es algo gruesa, lisa y más brillante que las anteriores. Esta posee mayor resistencia que todas las anteriores nombradas.
  • El tejido de punto: Esta tela es elástica; te ayudará a una mayor flexibilidad y un mejor movimiento, es ideal para crear vestidos de novias muy ajustados al cuerpo, como la del tipo Serena.

El color de la tela

Seguramente te preguntarás, ¿Color? ¿Qué no todos los colores de los vestidos de novia son blancos? Pues déjanos responderte de que es depende… 

Hay veces en que la novia desea probar un color distinto, muchas novias se casan utilizando una vestimenta de un color azul oscuro, azul turquesa o incluso, un rojo. No necesariamente el vestido de novia debe estar asociado al blanco puro; a veces tiende a cambiar dependiendo de los gustos de cada una de nosotras.

De la misma manera, existen diversos colores de blanco; en los cuales resaltan los siguientes:

  • El blanco marfil.
  • El crema.
  • El blanco tiza.
  • El blanco de seda.

De la misma forma, nosotras siempre queremos combinar colores y adornos en nuestros trajes de novias; algunos de ellos pueden ser pequeñas flores o pequeñas siluetas de diversidad de colores que combinan con el blanco y es por ello, que debes jugar con la creatividad y la imaginación.

El Precio de los materiales

Cuando hablamos del precio, nos referimos a qué tanto gastarás en total por comprar todos los materiales necesarios para la creación de tu vestido de novia. 

Evidentemente, nos saldrá más barato que comprar un vestido en sí; intenta informarte por internet los precios de cada cosa por separado, la tela suele ser realmente económica, pero se vende por metro, así que antes de comprar la tela, intenta ver cuánto de tela necesitas (Para ello debes tener las medidas listas)

Una vez teniendo todo esto, podrás informarte de los costos necesarios para el vestido que te crearás.

Recent Content