¿Vale la pena un vestido de novia usado? Calidad versus costo


Vestido de novia usado

Optar por un vestido usado; ya sea arrendarlo o pedírselo prestado a una amiga o familiar, puede resultar a veces una mejor opción que comprarse uno propio y nuevo. ¿Pero vale la pena? ¿Es factible?

Generalmente, asociamos  las cosas usadas como algo de segunda mano y sin calidad alguna, ¿Pero qué tan cierto es esto? Existe un debate desde hace mucho tiempo en el mercado, entre calidad versus costo, a veces optamos por las cosas que son más accesibles económicamente que las cosas con un alto precio (La cual tiende a ser el centro de atención) Quédate con nosotros que te responderemos a la inquietud sobre  ¿Cuál es el costo de un vestido de novia usado?

El costo variará dependiendo del lugar en donde lo vayas a comprar, el precio suele rondar en promedio entre los 50.000$ (CLP) y los 700.000$ (CLP), dependiendo del tipo de vestido de novia que deseas usar. Precio total aproximado del vestido arrendado: Entre los 150.000$ (CLP) y los 300.000$ (CLP) y si tienes la oportunidad de utilizar un vestido prestado (Gratis), lo único que tendrías que gastar es en su lavada, la cual rondaría entre los 70.000$ (CLP) y los 200.000$ (CLP).

De igual forma; se podría decir que los precios, serían los presentados a continuación:

Vestido de novias nuevo (Comprado)

  • Precio del vestido de novia aproximado: 600.000$ (Dependiendo del vestido puede ser más o menos) 
  • Precio aproximado de la limpieza y planchada en tintorería: 150.000$ 
  • Precio aproximado del total del costo que gastarías en comprar un vestido de novia nuevo: 750.000$ (CLP) 

Vestido de novia usado (Comprado)

  • Precio aproximado del vestido de novias usado:  350.000$ (CLP)
  • Precio aproximado de la limpieza y planchado del vestido de novias usado: 150.000$ (CLP)
  • Precio total aproximado comprando un vestido usado: 500.000$ (CLP) 
  • Precio aproximado del vestido de novias usado arrendado: 200.000$ (CLP)
  • Precio aproximado de la limpieza y planchado del vestido arrendado: Generalmente la propia tienda o empresa a la que contratas el vestido, se encarga de su limpieza y planchado. Pero podríamos determinar que el precio total de este punto y el anterior, estaría por los 150.000$ (CLP) y los 250.000$ (CLP)
  • Precio total aproximado del vestido arrendado: Entre los 150.000$ (CLP) y los 300.000$ (CLP)

Para una mayor información en cuento al estimado de los vestido arrendados, por favor visita nuestro anterior artículo sobre ¿Realmente conviene arrendar tu vestido de novia? Comprar vs Arrendar 

De igual forma, podemos responderte si realmente vale la pena comprar un vestido no.

¡Vale realmente la pena usar un vestido de novia usado!

Así es, ¿Pero en qué nos basamos para responder a esta pregunta? Pues es muy sencillo; primero que nada, veamos las ventajas presupuestarias entre el valor del precio de un vestido de novias nuevo, contra el precio de un vestido de novia usado.

El nuevo te puede salir entre los 500$ (USD) y los 900$ (USD) 

Mientras que un vestido usado, está entre los 150$ (USD) y los 300$ (USD)

Comparando el precio, podemos ver una notoria diferencia a la hora de escoger lo mejor y más apropiado para nuestro bolsillo. 

Ahora bien, ya comparando los precios. ¿Qué hay de la calidad? Es decir, su material, su estilo atractivo y visual, resistencia, etcétera. ¡No queremos usar un vestido feo, desgastado y roto! 

Pero alto allí, usado no quiere decir que el vestido no se encuentre en las condiciones de calidad más altas o esperadas.

Primero hay que ver hacia qué nos referimos con calidad, ¿Quizás a su dureza y resistencia? ¿O su tiempo de uso y atractivo visual? 

Un vestido de novia se caracteriza por 2 cosas: Su estilo y diseño.

Mientras que la calidad se caracteriza por otras 2 cosas: Los componentes y los materiales. (Es decir, los tipos de materiales usados para su fabricación y los componentes que permiten el diseño.) 

Si el vestido de novias en un principio no cuenta con estas características, entonces no podríamos considerarlo como un vestido con “calidad” ya que estaría fabricado con materiales de segunda mano.

Ahora bien, si el vestido cuenta con todo esto, no importará en lo más mínimo si ya fue usado o no. ¡Por el contrario! Estarías sacando provecho de eso.

Recuerda que el vestido de novia lo usarás solamente 1 vez (Aunque hay otras ocasiones en que se utiliza 2 veces para el matrimonio civil y el matrimonio por la iglesia), aún así, la cantidad de veces que lo utilizarás te saldrá más rentable que si adquirieras uno nuevo. 

Si estás pensando en ahorrar un poco, o utilizar el dinero en otras cosas. Te recomendamos que optes sí o sí por un vestido usado o arrendado, las ventajas que te traen son mucho mejor que si compraras uno nuevo. 

Pero también debes tener ciertas cosas en cuenta, es cierto que un vestido usado puede traer ciertos altibajos en su estructura de diseño; como por ejemplo, el desgaste de su tela y el brillo de su blancura. 

Un vestido; como cualquier ropa de color blanco, pierde su blancura con el pasar de los años, esto es irreversible para todos, no obstante, podemos evitar o ralentizar el paso de la pérdida de su color, siguiendo unos consejos apropiados que los puedes hallar en nuestro artículo sobre: ¿Que tan difícil será? Es solo una manchita en mi vestido?

Asimismo, te recomendamos que cuando compres o tengas en tus manos un vestido de novias usado, lo inspecciones por las partes más propensas a romperse o dañarse; por ejemplo, la espalda, en el cierre, en el tejido debajo de los hombros, en el torso y en la parte de la cola.

La parte baja de la cola, es la que generalmente tiende a ensuciarse ya que está siempre en contacto con el suelo y su suciedad, así que mira bien este aspecto.

Si está muy sucio o se notan las marcas de uso por suciedad, te recomendamos limpiarlo de una manera cuidadosa y siguiendo los consejos que te damos en el artículo de ¿Que tan difícil será? Es solo una manchita en mi vestido?

En el cual explicamos muchas de estas cosas. 

Respecto a la durabilidad; es bastante difícil decirte si el vestido pasará pruebas de uso constante, habría que ver el tipo de tela o tejido en que está diseñado y fabricado, si el vestido se rompe y suelta un hijo, la textura se irá bajando poco a poco hasta que pierda toda su resistencia y utilidad.

Pero no deberías preocuparte mucho por ello, tampoco esto quiere decir que todos los vestidos de novias usados no te van a durar en tu ceremonia…  Esto aplicaría más que nada a los vestidos arrendados, los cuales suelen pasar de una novia a otra. (Pero de la misma manera, no necesariamente significaría que son malos)

Por el contrario; en los vestidos arrendados, tienes la ventaja que un selecto equipo de profesionales y expertos, dominan el cuidado y mantenimiento de esos vestidos a la mejor manera posible. Lo que deberás tener en cuenta, es el tipo de tela que esté fabricado.

La tela, determinará la duración, resistencia y constante uso del vestido.

Para mayor información sobre los tipos de tela, visita nuestro artículo sobre Tengo la tela y el estilo. ¡Un vestido a la medida!

Como sabrás, no todas las telas tienen las mismas propiedades de diseño y estructura; algunas son más resistentes que otras, mientras que otras, tienden a dañarse o romperse con suma facilidad. 

¿Pero cómo detectar el tipo de tela en un vestido usado? Es fácil, utiliza tu tacto y desliza tus dedos por todo el vestido y procura intuir en el nivel de resistencia que debe tener ese vestido.

Esto es fundamental a la hora de escoger un vestido usado, ya que por fuera puede lucir bien y estar bien, pero no sabremos si fue cosido nuevamente por alguna ruptura en su diseño.

Otra cosa muy importante que debes tener presente cuando intentes utilizar un vestido usado, es fijarte bien en la parte interior del vestido (Toda su estructura interna), a veces, durante las ceremonias y fiestas, suelen quedar manchas o cualquier otro tipo de desperdicio producto del evento.

¡Procura evitar una desagradable experiencia! Y revisa por cada esquina y lugar tu vestido.

Naturalmente, no te estamos diciendo que el vestido usado sea una mala elección o que siempre te puedes conseguir con puros aspectos negativos. ¡Por el contrario! Solo te estamos brindando toda la información necesaria que debes tener en cuenta.

Con respecto a los vestidos arrendados; al provenir de una empresa o tienda, sus encargados están capacitados y responsabilizados para darte el vestido en las condiciones más adecuadas posibles.

Para concluir, ¿Cuál sería la respuesta para esto? ¿Uno usado o uno nuevo? ¿Con cuál me quedo?

La respuesta es simple, quedará a tu elección saber por cuál elegir finalmente. 

Si tu situación económica te permite darte el lujo de comprar un vestido de novia nuevo. ¡Adelante! Pero si lo que quieres es ahorrar y sacarle el máximo provecho a tu compra, opta por adquirir uno usado, verás que el resultado será el mismo y económicamente será mucho mejor.

¡Estarías ahorrando más del doble!


Recent Content